Ya, chao.

Me gustas, 

me gustaste,

¿Quién sabe?.

Verte todos los días 

es una tortura,

no hacerlo 

también.

Trato de olvidarte

pero todas las mariposas

que provocaste en mi estomago

se fueron a mi mente

revolotean,

me confunden,

las mató 

no mueren,

son eternas.

Te odio,

te quiero,

nunca quisiera alejarme de ti, 

aunque fuera como amiga,

que horrible suena:

“ser tú amiga”.

Pero con tal 

de ver una sonrisa tuya,

detendría el mundo,

volaría a otro planeta,

haría llorar al cielo,

hasta me peinaría,

aunque la sonrisa fuera para otro

o otra

detendría el mundo. 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s